¿Cuáles son los primeros síntomas del Alzheimer?

En nuestro artículo Causas de la Enfermedad del Alzheimer mencionamos que, en la actualidad, más del 90% de los casos diagnosticados no tienen una causa definida que explique su surgimiento; sin embargo, sí se conocen los síntomas iniciales con los que poder detectar a tiempo el comienzo de la enfermedad. Por este motivo, en este artículo os vamos a explicar las diferentes afecciones iniciales en el Alzheimer.

En la enfermedad del Alzheimer, el síntoma más alarmante y que motiva la mayor parte de las consultas médicas es la pérdida de memoria.  Es una de las capacidades cognitivas que por lo general suele verse afectada en primera instancia cuando hablamos de esta enfermedad.

El Alzheimer afecta sobre todo a la memoria de procesamiento, también llamada memoria de trabajo e inmediata vinculada con la retención de, por ejemplo, nuevos datos. Por este motivo, los usuarios que se ven afectados por la enfermedad repiten una misma pregunta o no recuerdan hechos recientes.

Por su parte, la memoria de largo plazo se ve afectada con posterioridad, al igual que otras capacidades que terminan viéndose afectadas por el avance de la enfermedad, como el lenguaje a nivel semántico y sintáctico, las capacidades ejecutivas de planificación y ejecución, o provocando una falta de atención y dificultades para la concentración.

Sin embargo, existen síntomas iniciales en la enfermedad que afectan a otras áreas además de las cognitivas, provocando alteraciones conductuales. Estos cambios pueden deberse a los daños que se sufren a nivel cerebral pero también pueden verse potenciados por la frustración y la irritabilidad que produce en las personas afectadas el percibir que sus capacidades se están viendo alteradas como consecuencia del Alzheimer.  

Los síntomas conductuales deben tratarse desde el momento en el que se identifica un posible caso. Por ello, es importante que el entorno adopte una actitud empática ante los cambios que pueda empezar a presentar el mayor.

primeros sintomas alzheimer

Además de los descritos previamente, existen síntomas muy comunes que, por lo general, se repiten en las personas con Alzheimer:

  • Tristeza y/o apatía. A menudo es un síntoma común puesto que la persona que padece la enfermedad nota diferencias en sus capacidades y es algo que le desorienta. Asimismo, la apatía puede producirse por una falta de motivación y de iniciativa para enfrentarse a ciertas situaciones nuevas que no se sabe gestionar.
  • Ansiedad. Al verse expuestos a ciertas dificultades nuevas para ellos, las personas con Alzheimer pueden presentar ansiedad o miedos irracionales que, llevados a un extremo, pueden requerir la atención de un cuidador.
  • Desorientación. El paciente puede perder la noción de su ubicación. Ante tal situación, deambulará sin razón aparente tratando de encontrarse.
  • Alteración en la rutina. A menudo, perderán la consciencia que les permite establecer un orden en su día a día. Tienden a olvidar lo que acaban de hacer, y vuelven a repetir la acción de forma continua.
  • Delirios y alucinaciones. Las personas afectadas por la enfermedad empiezan a desconfiar de su entorno y esto puede desembocar en situaciones que son difíciles de gestionar por parte de los familiares. Por ello, es importante que los familiares estén dispuestos a colaborar y a ayudar al mayor para gestionar estos episodios desde la comprensión, paciencia y empatía.
  • Trastornos del sueño. Las noches son momentos complicados para los mayores con Alzheimer; la oscuridad les desorienta y se pueden sentir más agitados. Pueden despertarse constantemente e incluso pueden llegar a desarrollar tareas propias de su rutina (como vestirse y desayunar) durante la noche.

Si estás interesado en conocer más acerca de la enfermedad puedes leer nuestras publicaciones de consejos para familias y cuidadores, cuidados a personas con Alzheimer según fase y las diferencias entre Alzheimer y demencia . Además, puedes consultar los tratamientos de Alzheimer que desarrollamos en nuestros centros de día STIMA. Te invitamos a contactar con nosotros para poder atender tu caso y orientarte.

Sobre el autor

Diplomada en Terapia Ocupacional por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster en Ortopedia y Ayudas Técnicas por la Universidad Complutense de Madrid. Una experiencia de más de 10 años en el sector sociosanitario, trabajando en residencias de la tercera edad, centros de día y Terapia Ocupacional a domicilio. En la actualidad es la la Directora de Operaciones del grupo STIMA.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

1 Response
  1. Reyes

    He llorado leyendo esto, me trae a la memoria lo que yo pasé con mi madre, y el miedo que tengo yo, que me pase a mi. Yo no tengo una hija como mi madre tenía.

Deja tu respuesta