Cuidados a personas con Alzheimer según la fase o etapa de la enfermedad

Como hemos mencionado en anteriores artículos sobre el Alzheimer, Causas de la Enfermedad del Alzheimer y Diferencias entre demencia y Alzheimer, esta enfermedad de origen desconocido, aunque se caracteriza por presentar en quien la padece unas causas muy concretas, su impacto y evolución pueden ser diferentes según las circunstancias de cada usuario.

Dicha evolución en la enfermedad estará marcada por la superación de tres fases principales según los expertos. Este nuevo periodo en la vida de la persona mayor con Alzheimer significará un deterioro progresivo en sus capacidades funcionales y  cognitivas, en su estado de ánimo, en su movilidad y agilidad física o en sus capacidades sociales, entre otros, que afectarán a su día a día.

Teniendo en cuenta lo anteriormente indicado, a medida que avance la enfermedad, el mayor necesitará de una ayuda y un cuidado profesional que reduzca su impacto y vele por su calidad de vida. 

Según las fases del Alzheimer, los cuidados que precisarán las personas mayores serán:

Cuidados en la fase leve del Alzheimer

La enfermedad se encuentra en el estadio inicial y puede durar aproximadamente tres años.  El mayor sigue manteniendo su autonomía y puede realizar tareas típicas de su día a día (asearse, ir a la compra, ir al banco, conducir, etc.) pero tiene despistes, olvida situaciones recientes, se desorienta y presenta dificultades para tomar decisiones. 

En este punto, cobra especial importancia la ayuda de un profesional que informe, asesore y haga un seguimiento del impacto incipiente de la enfermedad tanto en el mayor como en sus familiares. En este artículo te ofrecemos consejos para familias y cuidadores de enfermos de Alzheimer.

Los cuidados asociados a esta fase giran en torno al apoyo emocional, al desarrollo de actividades de estimulación cognitiva que ralenticen la pérdida de memoria y de sus capacidades cognitivas y funcionales o a la realización de tareas rutinarias con las que puedan mantener su independencia.

 

cuidados persona mayor alzheimer

Cuidados en la fase moderada del Alzheimer

En esta fase el mayor puede seguir siendo autónomo, pero la enfermedad progresa y sus secuelas son evidentes: además de la evolución en el deterioro cognitivo, funcional y de movilidad, se produce un cambio de comportamiento (desmotivación o apatía), una pérdida aguda de la memoria, de la orientación y de sus capacidades comunicativas, entre otros.

Por ello, se hará más evidente que el mayor precisará de ayuda y acompañamiento (familiar y profesional) y lo recomendable sería acudir a centros de día especializados en tratamiento de la enfermedad del Alzheimer.

El apoyo que reciba el mayor girará en torno a: aseo personal; ejecución de tareas cotidianas; ayuda ante los cambios emocionales y de comportamiento; desarrollo de actividades que favorezcan su memoria, orientación, uso del lenguaje, capacidades comunicativas y sociales.

Cuidados en la fase avanzada del Alzheimer

La dependencia del mayor es total como consecuencia de su avanzado deterioro cognitivo, funcional, en la comunicación, en la orientación o en el sentido de la realidad.

Los cuidados que precise el mayor serán permanentes y contemplarán principalmente las tareas fundamentales de su vida: higiene y cuidado personal, desplazamiento, alimentación, o limpieza del hogar.

Como consecuencia de las evidentes limitaciones a causa del Alzheimer, el familiar o profesional que atienda al mayor deberá ser comprensible y empático ante los cambios que experimente en su estado de ánimo y deberá favorecer a su comunicación verbal y no verbal.

Para conocer más acerca de los cuidados y servicios específicos para personas mayores con Alzheimer, te invitamos a conocer los centros de dia en Madrid STIMA.

Sobre el autor

El equipo de especialistas de los centros STIMA está compuesto por neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales y fisioterapeutas, médicos y enfermeros.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Deja tu respuesta