Ayudas económicas para centros de día y residencias de ancianos

En el año 2006, se aprobó en nuestro país la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, más conocida como Ley de Dependencia, con el objetivo de garantizar la ayuda y atención necesarias para aquellas personas reconocidas con dicha situación.

Asimismo, en la Ley de Dependencia se establecen las ayudas y prestaciones económicas a las que pueden acceder los usuarios y sus familiares en función del grado de dependencia que les haya sido reconocidos.

A la hora de determinar los servicios y las prestaciones económicas correspondientes, los expertos elaborarán un Programa Individual de Atención (PIA) donde se estudiará las necesidades del mayor, la situación económica del mismo y sus familiares, así como los servicios a los que pueden acceder.

ayudas económicas centros de día

Las ayudas económicas reconocidas para centros de día y residencias de ancianos son las siguientes:

Prestaciones Económicas Vinculadas al Servicio (PEVS) que se otorgan cuando la persona dependiente prefiere un servicio privado en vez una plaza pública, (centro de día, residencia permanente). Las cuantías se abonan en doce pagas al año y sus importes máximos dependen del grado de dependencia, del servicio profesional al que van a acceder y de la capacidad económica de la familia. Dichas cuantías pueden oscilar entre los 300€ – 715€.

En las PEVS, los mayores dependientes de la Comunidad de Madrid pueden acogerse al Cheque Servicio si desean asistir a un centro de día o residencia permanente de carácter privado,.

Prestación Económica para cuidados en el entorno familiar (PECEF) es otra de las ayudas que ofrece el Estado para contribuir a los gastos derivados de la atención por parte de un cuidador no profesional (familiares, principalmente) a una persona en situación de dependencia en su domicilio por un cuidador no profesional. Dicha prestación es compatible exclusivamente con la teleasistencia y servicios de prevención y promoción de autonomía personal.

Prestación Económica de Asistencia Personal (PEAP) ofrece una ayuda económica destinada a contribuir a los gastos de contratación de un cuidador profesional (inscrito en la Seguridad Social o en una empresa especializada en la prestación de servicios gerontológicos) que garantice la autonomía del mayor en la realización de las tareas rutinarias. La prestación económica a percibir puede oscilar entre los 300€ – 800€.

Sin embargo, es importante tener en cuenta, que existen algunas incompatibilidades a la hora de disfrutar de estas ayudas económicas. Por ejemplo, los mayores que disfruten de los servicios de un centro de día y, por tanto, beneficiarios de las PEVS no pueden acogerse a las prestaciones de Asistencia Personal y cuidados del Entorno Familiar.

Ante la incompatibilidad de dichas prestaciones económicas con la estancia en centros de día, hemos creado el Cheque STIMA con el objetivo de ayudar a los solicitantes (mayores de 65 años o con alguna patología reconocida) a sufragar los costes teniendo en cuenta la situación personal.

About the author

El equipo de especialistas de los centros STIMA está compuesto por neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales y fisioterapeutas, médicos y enfermeros.
2 Responses
  1. Wieslawa

    Tengo marido que tiene principio de Alzheimer. Yo tengo que trabajar, ¿me corresponde una ayuda económica para que pueda dejar trabajo y ocuparme de él?

    1. Buenos días, existe una ayuda económica perteneciente a las prestaciones económicas de la Ley de Dependencia que se otorga para cuidados en el entorno familiar. Te recomendamos que acudas a tu trabajador/a social de zona y te informes de ella para que puedas valorar si te interesa. No obstante, desde STIMA te recomendamos que acudas a uno de nuestros centros para que podamos mostrarte cómo podemos ayudarte, recibas la ayuda económica vinculada al servicio de centro de día y, además no tengas que dejar tu trabajo. ¡Te esperamos! Llámanos al 913776027 y concierta una cita sin compromiso. Un saludo.

Deja un comentario