¿Qué actividades se realizan en un centro de día para mayores?

En nuestro artículo “¿Qué es un centro de día? Características y ventajas”  mencionamos que los objetivos principales de los centros de día son: mantener y fortalecer las capacidades y habilidades cognitivas, funcionales y psicosociales de las personas mayores y garantizar su autonomía y autoestima.

Para lograr dichos objetivos, las residencias de día cuentan con profesionales de diferentes áreas gerontológicas que planifican actividades, terapias o talleres específicos según las necesidades de los mayores, velando por el buen cumplimiento de los mismos. Dichas actividades pueden tener un carácter preventivo, de tratamiento o rehabilitador según las necesidades del mayor o mayores implicados en su desarrollo.

Según los objetivos que se aborden en cada una de las actividades o talleres, de las necesidades asociadas a enfermedades típicas de la tercera edad y del perfil de los usuarios, las actividades de los centros de día pueden clasificarse en diferentes tipos.

Tipos de Actividades

Cognitivas: son actividades que tienen el objetivo de recuperar, mantener y fortalecer las capacidades funcionales de las personas mayores: la memoria, la atención, la orientación, el lenguaje, la escritura, entre otras.

Las actividades y talleres enmarcados en la neuropsicología, como los que se desarrollan en las residencias de día STIMA Mayores, tienen carácter rehabilitador o ralentizador ante el padecimiento de enfermedades como el alzhéimer, el ictus, la depresión o el parkinson.

Ocupacionales: son actividades que tratan de mejorar la vida de las personas mayores favoreciendo su independencia en la realización de tareas cotidianas (aseo personal, alimentación, cuidado del hogar, marcha, etc.), en la estimulación de sus capacidades sensoriales, trabajando sus capacidades motoras, potenciando sus habilidades psicosociales, impulsando su creatividad, etc.

Lúdicas: se desarrollan con el propósito de potenciar las habilidades cognitivas, funcionales y sociales de los mayores. El programa puede incluir actividades genéricas para trabajar aspectos concretos ligados con el envejecimiento y actividades más específicas según los gustos de los usuarios. Estas actividades incluyen: técnicas de relajación, zooterapia, musicoterapia, talleres de manualidades, o excursiones culturales, entre otras.

Físicas: el Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE) aconseja a las personas mayores que realicen 150 horas de ejercicio físico a la semana como mínimo para prevenir el padecimiento de enfermedades como la diabetes, problemas cardiovasculares, depresión o fracturas óseas.

Por lo general, las residencias de día disponen de un amplio programa de actividades físicas estructuradas según los objetivos a trabajar o potenciar. Entre ellas podemos destacar: gimnasia activa o pasiva, reeducación de la marcha, ejercicios de fuerza, estiramientos, equilibrio, ejercicios de psicomotricidad, aquagym o paseos en compañía.

El ejercicio físico, entre otros beneficios, favorece la autonomía del mayor, fortalece la estructura ósea evitando posibles fracturas, potencia la movilidad corporal, ayuda a mantener su equilibrio.

Las actividades ofertadas en los centros de día pueden realizarse individualmente o de forma colectiva en clases compuestas por usuarios con las mismas necesidades. Además, dichas actividades se renuevan progresivamente, introduciéndose modificaciones según los resultados obtenidos y las opiniones de los mayores.

Te invitamos a conocer los servicios y ventajas de los centros de día en Madrid de STIMA Mayores.

pie foto txt
About the author

El equipo de especialistas de los centros STIMA está compuesto por neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales y fisioterapeutas, médicos y enfermeros.
Deja un comentario